Video Cámaras - Camcorders

Cómo seleccionar una cámara de video digital

Si los videos que toma con su teléfono móvil o con su cámara digital no son suficientes para sus necesidades, la buena noticia es que tiene una amplia gama de dispositivos de video de pequeño tamaño y bajo costo, pero de gran calidad.

Existen cuatro posibilidades:

Videocámara de cinta

La mejor opción cuando el presupuesto es ajustado. Graban en cintas digitales, normalmente MiniDV, con un tamaño de imagen como los DVD (720×576) y sonido Stereo. Las cintas son muy fáciles de encontrar, y tienen un precio competitivo frente a otros soportes. Como son digitales, son más reutilizables que las viejas cintas analógicas sin perder calidad.

Ver su contenido en la TV es sencillo mediante cables, analógicos (RCA ó S-Video) o digitales (HDMI), enchufando la cámara directamente al televisor. Sin embargo, si queremos hacer edición, nos tenemos que comer un poco la cabeza y disponer de un ordenador moderno y algunos conocimientos de vídeo digital.

Ventajas: Económicas, compactas, facilidad de visualización de la película
Desventajas: Edición poco asequible para usuarios noveles, volcado al ordenador lento (para edición), pocas horas de grabación, no graban imagen estática

Videocámara con disco duro (HDD)

Si optamos por la máxima calidad, deberíamos mirar una de este tipo. Cuentan con un disco duro interno de gran capacidad (30-100 GB), con los que podemos grabar horas y horas de vídeo sin preocuparnos por la capacidad del soporte. El volcado al ordenador es muy rápido a través de cable digital (USB o Firewire) y dan una calidad de imagen muy alta, superior al DVD.

Su soporte es más sensible a caídas o golpes, es decir, la cámara se puede romper con más facilidad ya que un disco duro es un elemento sensible por protegido que vaya. Por otra parte, su precio es más elevado aunque no hay que preocuparse de comprar soportes de grabación, el disco interno viene con la cámara (y no puede desmontarse).

Ventajas: Máxima calidad, muchas horas de grabación, volcado al ordenador muy rápido
Desventajas: Partes más sensibles, precio más elevado, edición poco asequible para usuarios noveles

Videocámara con DVD

Las cámaras ideales para quien no quiere complicarse la vida y quiere tener sus películas en el acto y sin esperas. Las películas se graban directamente en un disco óptico (DVD de menor tamaño), que puede ser de un sólo uso o regrabable. No hace falta conectarlas al televisor u ordenador, basta con sacar el disco de la cámara y colocarlo en un reproductor DVD.

La calidad de imagen es levemente inferior a las cámaras de cinta MiniDV y claramente inferior a las de disco duro o con memoria Flash, ya que el vídeo se graba con más compresión destructiva (pierde calidad para ocupar menos espacio). Al usar un medio de menor capacidad, las películas no pueden ser demasiado largas. Su edición puede ser más compleja que las cámaras antes descritas.

El almacenamiento definitivo no puede ser más sencillo: conservar el disco, las demás cámaras exigen edición para guardar en un soporte definitivo, a menos que nos importe conservar cintas (las HDD y Flash exigen edición).

Ventajas: Mínimas complicaciones, soportes fáciles de encontrar y manipular, no hacen falta cables
Desventajas: Menor calidad y duración de grabación, soporte muy sensible a mala manipulación, no son las más económicas, las cintas son más baratas

Videocámara con memoria Flash

El último tipo es la tendencia del futuro. No utilizan ni cinta, ni disco duro, ni disco óptico, así que su tamaño es más compacto y su peso inferior. Requieren una tarjeta tipo Flash para funcionar, cuyo tamaño y prestaciones hacen crecer considerablemente el precio cuanto mejor resultado queremos.

Son compatibles con vídeo de alta definición, superior al DVD. Lo que nos gastamos en la tarjeta determina que podamos grabar a una calidad superior o inferior. Actualmente no son las más baratas (a igualdad de prestaciones) pero van camino de hacerse las más populares. Cada año las tarjetas son más baratas a igualdad de tamaño o velocidad de lectura/escritura.

Ventajas: Tamaño y peso reducidos, soportes de tamaño mínimo, altas posibilidades, calidad de imagen y sonido, componentes más resistentes a golpes
Desventajas: Precio de soporte muy variable y más caras en general, edición poco asequible para usuarios noveles

En resumen

Para usuarios noveles y medios, mi recomendación es de cámara de cinta o DVD, estas últimas especialmente recomendadas a quien sólo quiera grabar, ver y guardar. Quien busque un resultado más profesional encontrará más satisfactorias las cámaras HDD y Flash, aunque implican saber de vídeo digital para edición y posterior masterización en su formato favorito.

Los usuarios domésticos también pueden optar por la facilidad que brindan los videograbadores en DVD para masterizar las películas, aunque supondrá una leve pérdida de calidad. Masterizar en vídeo analógico (VHS o Betamax) no tiene sentido, ya que anularíamos las ventajas de las cámaras modernas.

Podemos echar un vistazo a la sección de Videocámaras digitales en Carrefour Online para mirar precios y características. Este artículo ha abordado la cuestión del tipo de cámara, pero no es suficiente para decidir una compra. Hay que valorar otras cosas que no son el objeto de este texto, como calidad de la óptica, autonomía de batería, prestaciones, etc.

(Adaptado de YoLlegoAFindeMes.com)



Nuestra selección de Video Cámaras - Camcorders



All rights reserved, Blade Media LLC, 2008 - 2018

Asociado de Amazon.com